El invierno y sus malas condiciones meteorológicas pueden afectar a la conducción de los camiones en carretera de diversas maneras. La lluvia, la nieve, el viento o la niebla son los peores enemigos de los camioneros ya que pueden afectar a la visibilidad, tracción y capacidad para controlar el vehículo. De ahí la dificultad de conducir en invierno.

En este artículo queremos dejar algunos consejos que pueden ayudar a la conducción con condiciones climatológicas adversas y poner en alerta a los conductores sobre los riesgos que tiene la carretera durante el invierno.

Imprescindibles para los conductores de camiones durante el invierno

En primer lugar, los vehículos tienen que estar preparados y con las revisiones pertinentes antes de comenzar la temporada invernal: líquido de frenos, anticongelante, dirección, aceite, luces, escobillas, neumáticos, etc.  

Una vez que nos aseguremos de que el camión está a punto, hay que comprobar que el conductor lleva todo lo necesario para, en caso de inclemencia del tiempo, poder hacer frente a la situación. No olvides:

  • Ropa de abrigo: guantes, gorro, bufanda, chaqueta y manta.
  • Comprobar siempre el estado del combustible y que el depósito esté lleno.
  • Teléfono móvil cargado y baterías extras.
  • Linterna.
  • Cadenas de nieve

Conducir en invierno con nieve en la carretera

Aquí dejamos algunos consejos en caso de que te encuentres nieve en la carretera cuando estás realizando algún trayecto:

  • Modera tu velocidad.
  • No olvides tus cadenas para la nieve y móntalas en el momento en que sea necesario.
  • Aumenta la distancia de seguridad con el resto de vehículos.
  • Ten mucho cuidado a la hora de frenar y hazlo suave y de manera gradual.
  • En las curvas, reduce la velocidad, anticípate a la recta y mantén la dirección fluida.
  • Aprovecha las rodadas de otros vehículos similares: otros camiones o autobuses.
  • Si tus ruedas se bloquean por peligro de derrapar, suelta el pedal del freno para recuperar la tracción y usa el freno de motor.
  • Utiliza marchas cortas en bajada y largas en subida.
  • Si la nevada es muy intensa y no te deja avanzar apaga el motor y enciéndelo de manera intermitente para conectar la calefacción. Contacta con los servicios de emergencia.

Transporte por carretera

Conducir el camión con hielo en la carretera

Si te toca conducir el camión con hielo en la carretera, tienes que tener los 5 sentidos puestos en la conducción ya que el hielo es más difícil de detectar. Aquí te dejamos algunos consejos:

  • Normalmente podrás ver el hielo con más facilidad si conduces durante la noche, debido al brillo de la carretera.
  • Durante la madrugada o a última hora de la tarde hay que tener una mayor precaución, ya que hay mucha más probabilidad de encontrar hielo.
  • Reduce también la velocidad y aumenta la distancia con el resto de vehículos.
  • Conduce con calma.
  • Evitar acercarse al interior de las curvas ya que son lugares en los que se puede concentrar más el hielo.
  • Conducir con marchas largas.
  • Frenar de forma gradual.
  • Acelerar poco a poco.
  • Llevar la dirección lo más recta y suave posible.

Consejos para mejorar la conducción con lluvia

  • Encender las luces para poder tener buena visibilidad y ser visto.
  • Comprueba que los limpiaparabrisas y la luneta térmica funcionan correctamente.
  • Orienta la calefacción hacia los cristales para evitar vaho.
  • Ten mucho cuidado con el aquaplaning, la pérdida gradual de contacto entre el neumático y la calzada.
  • Si hay tormenta o lluvia torrencial, para en lugar seguro, evitando lugares inclinados o elevados y siempre con las luces puestas.
  • Comprueba periódicamente los frenos, de forma suave, y así también se seca la humedad de las pastillas de freno.
  • Como en el resto de casos, velocidad moderada y aumentar la distancia de seguridad.

Conducción de un camión con viento o niebla

En caso de que el clima ponga en tu trayecto viento o niebla, aquí te dejamos algunos consejos a seguir para asegurar que llegas a tu destino:

  • Como siempre, reduce la velocidad.
  • En caso de viento, sujeta con fuerza el volante, sobre todo en los adelantamientos.
  • Si hay niebla, no frenes de golpe, evitarás posibles choques en cadena. Hazlo de forma intermitente y suave.
  • Siempre conduce con calma.
  • Enciende las luces antiniebla.
  • Aumenta la distancia con el resto de vehículos.
  • Intenta conducir siempre por el carril de la derecha.
  • Intenta no perder de vista las líneas de la carretera.
  • En caso de niebla, evita llevar la radio puesta o con el volumen muy alto, ya que así, en caso de poca visibilidad, podrás escuchar el sonido del resto de vehículos.
  • Cuando haya niebla muy densa, es mejor que pares en un lugar seguro.

¿Quieres saber más?

Si te ha gustado este artículo sobre conducir en invierno y quieres saber más sobre transporte, logística o mercancías, no te pierdas el resto de artículos de nuestro blog o síguenos en redes sociales. Como siempre, mucho cuidado en la carretera y feliz viaje.

Menú