¿Por qué los camiones utilizan direcciones hidráulicas?

Los vehículos de carga pesada requieren de una gran cantidad de fuerza para moverse. Desde la fuerza que genera el motor, la resistencia que deben de tener los amortiguadores, la potencia del sistema de frenos y claro, el esfuerzo necesario para que la dirección hidráulica del tráiler haga del vehículo no solo útil, sino también confortable y seguro.

¿Cómo funciona una dirección hidráulica?

 

La dirección hidráulica, como su nombre lo dice funciona gracias a un líquido denso de consistencia muy parecida a la del aceite lubricante de motor o el líquido de frenos llamado líquido de dirección.

Una de las características que identifica a los líquidos, es que no pueden comprimirse, por esta razón son ideales para realizar tareas en dónde se necesita mucho esfuerzo.

Una bomba impulsa este líquido de dirección hidráulica con una gran presión hacia un cilindro cuando el conductor comienza a mover el volante y este empuja un émbolo dentro de ese cilindro que a su vez, mueven un engrane que asiste al movimiento de la cremallera de la dirección.

Esta presión es generada por una bomba hidráulica que en la gran mayoría de los casos, esta conectada a la banda de accesorios del motor del tráiler y es gracias a esto que obtiene tanta fuerza para mover las pesadas llantas que hacen que el tráiler o camión pueda girar.

Como es lógico, el liquido de dirección hidráulica juega un papel esencial y la densidad del mismo, debe de ser la indicada para que pueda fluir libremente, sin exigir esfuerzos extraordinarios de la bomba y al mismo tiempo, pueda generar la fuerza suficiente para mover los componentes de la dirección.

Una vez que el líquido de dirección hidráulica actúa, el movimiento del volante se vuelve sumamente suave y fácil para el operador.

 

¿Por qué no usan otro tipo de direcciones?

 

Existen otros tipos de direcciones, sin embargo el resto de las direcciones no son útiles para los tráileres y camiones, ya que no son capaces de generar la misma fuerza para el movimiento.

A continuación, otros tipos de direcciones de los vehículos:

  • Directa: Una dirección directa no tiene ningún tipo de ayuda, son muy precisas, pero muy pesadas para controlar; todo el peso y esfuerzo generado por las ruedas para dar la vuelta recae en el volante.
  • Electrónicamente asistida: Estas direcciones tienen un motor adicional, electrónico, que, gracias a un sensor de giro en el volante, mueve un piñón al mismo ritmo que la columna de dirección y reduce el esfuerzo requerido para moverse, sin embargo la fuerza del motor eléctrico no es suficiente para el peso de la dirección hidráulica de un tráiler o de un camión.
  • Eléctrica: Esta dirección no está conectada entre el volante y las ruedas, simplemente gira con un motor eléctrico y sensores. Son sumamente cómodas, pero no tienen mucha fuerza y no tiene nada de retroalimentación del suelo.
  • Dirección electro-hidráulica: Lo mejor de dos mundos, la fuerza de una dirección hidráulica que en lugar de ser impulsada por el motor del vehículo, tiene un motor eléctrico que es el encargado de generar la potencia hidráulica. Para un tráiler el motor sería grande y ocuparía mucho espacio debajo del cofre.

Para un movimiento suave para mover las pesadas llantas que generan mucha fricción con el suelo del tráiler o camión, lo más conveniente es usar una dirección hidráulica a diferencia de las demás opciones.

Es fundamental para la correcta operación el líquido de dirección y sustituirlo según indique el manual del constructor.

 

Menú
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad